¿POR QUÉ NO VEMOS LAS PROMESAS DE DIOS CUMPLIDAS?

¿POR QUÉ NO VEMOS LAS PROMESAS DE DIOS CUMPLIDAS?

Siempre hablamos de que Dios escucha nuestras oraciones y que Él está atento a nuestras necesidades y eso es verdad teniendo en cuenta lo que menciona Dios en su palabra, pero entonces por qué no vemos sus bendiciones y sus promesas cumplidas en nuestras vidas??, y la respuesta definitiva creo que solo la tiene Dios, pero si podemos  interpretar algunos motivos del por qué no se cumplen de acuerdo a lo que menciona su palabra.

Miremos el pueblo de Israel y tomémoslo como ejemplo para contestar nuestro interrogante, cuál fue su característica principal de su pueblo: La dureza de Corazón. En Éxodo 33:3, Dios dice que no los acompañará a causa de su terquedad, y tal vez algo que impide que Dios cumpla sus promesas, es la dureza de nosotros a lo que Dios nos manda. Cientos de creyentes claman a Dios porque el cumpla sus promesas pero te has preguntado:

¿Obedeces a Dios cada vez que te ha hablado? ¿Si Dios diera un concepto de ti, diría que eres una persona obediente?

Realmente Dios está más interesado en que tú le creas y obedezcas su palabra que en darte un carro, una casa, un trabajo….; obvio, sin decir que no quiere dártelo. Pero el anhelo del corazón de Dios es:

“Si permanecen en mi, y mis palabras permanecen en ustedes,
pidan todo lo quiera y se les concederán” Jn 15:7

Es decir el orden correcto es vivir para Dios y de acuerdo a su palabra para luego si pedir, no puedes creer que Dios es un Padre alcahueta que nos da lo que sea sin necesidad de ver nuestro carácter, nuestra obediencia y entrega a Él.

Como también se describe en Santiago 4:3 “y cuando piden algo, no lo reciben porque lo piden con malas intenciones, para gastarlo en sus propios placeres”, por ello debes tener presente que cuando creces en Dios cada día tus oraciones y peticiones serán más de acuerdo a la voluntad de Dios que solo para tu placer y deleite. Dios dijo que Él era glorificado cuando tu y yo damos fruto pero para ello primero debemos crecer en Él, obedecer su palabra, amarlo con todo el corazón y esa debe ser tu prioridad en la vida y tenlo por seguro lo demás vendrá como una añadidura a tu vida.

Por último creo que Dios está mirando lo que hay en nuestro corazón en este momento, en donde nos encontramos y con lo que tenemos y “Te acordaras de todo el camino en el desierto, por donde el señor tu dios te ha traído estos 40 años para afligirte y poner a prueba y saber lo que había en tu corazón y si habrías de cumplir o no sus mandamientos” Dt 8:2 esto será un indicativo para Dios, para mirar si estás listo para entrar a nueva etapa o no en tu vida. Dios es el que más desea cumplir sus promesas pero necesita corazones entregados, obedientes y que más que un milagro anhelen amarlo y agradarle en todo tiempo.

Eso si no olvides Dios es un Dios de fe y de imposibles y si haces lo correcto verás su Gloria en tu vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *