¿QUÉ PASA CON LOS ADOLESCENTES DE NUESTRA CIUDAD?

¿QUÉ PASA CON LOS ADOLESCENTES DE NUESTRA CIUDAD?

En este mismo informativo veíamos lo que aconteció con 180 adolescentes de nuestra ciudad, los cuáles van a fiestas de “Choque”, en las cuáles lo más notorio es la decadencia de todo tipo de valores en la juventud, de cómo no hay respeto por los abusos de alcohol, drogas y el mismo  cuerpo, de acuerdo a lo comentado por uno de ellos las drogas y el alcohol hace que ellos no se hagan consientes de la realidad que cometen en este tipo de fiestas y no midan las consecuencias, es un mundo de irrealismo que requiere ayuda e intervención.

Ahora esa es la situación pero, ¿cuál es el verdadero problema de estos chicos?, ¿donde está la fuente del libertinaje abierto?, y obvio hay muchos factores que afectan los jóvenes pero hay uno que para mí es esencial: LA FAMILIA.

Y que debemos tener en cuenta como familia, miremos algunos aspectos:

  • El Ejemplo de los padres: hasta que los padres no mostremos que la vida no son palabras que se las lleva el viento, los chicos no nos creerán; ellos requieren ver unos padres dignos de imitar, que hacen las cosas bien y que son un fiel ejemplo de una vida conforme al corazón de Dios.
  • La Descomposición familiar: un factor que afecta mucho los chicos son los divorcios y ausencias de los padres, las Familias deben volverse a construir de la manera adecuada porque esto afecta el sólido crecimiento de los adolescentes.
  • El descuido de los padres: es increíble que los padres no saben donde se encuentran sus hijos a altas horas de la noche y esto debe cambiar los padres debemos tener un cercano conocimiento de los amigos de nuestros hijos, sus influencias, gustos y lugares que frecuentan.

En este punto cabe resaltar la medida tomada por la Alcaldía municipal de que los menores no estén fuera de su casa después de las 10 pm, como hijos de Dios no encontramos razón para que un chico menor de edad esté por fuera de su casa después de esta hora.

  • La confianza entre padres e hijos: Los padres de ahora viven en un mundo tan diferente al de sus hijos y lo más triste es que no hay interés por conocer ese mundo escondido de sus hijos y por eso aunque viven bajo el mismo techo la persona que menos confían es en los padres y allí es donde debemos estar cerca al corazón de nuestros hijos y tener tiempos relevantes con ellos.

“El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos,
y el corazón de los hijos hacia los padres” Malaquias 4:6

Este es un llamado de atención a cada uno de los que somos Padres a redoblar las fuerzas y el interés por nuestros hijos, para que en el futuro no nos lamentemos por las consecuencias, esforcémonos por dar lo mejor de nosotros y oremos con intensidad no solo por nuestros hijos, sino por los jóvenes de nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *